Los lentes de sol o gafas se han popularizado en los últimos meses de manera impresionante, sobre todo por la cantidad de artistas que los utilizan y que como siempre ha sucedido, convierten cualquier cosa en tendencia rápidamente. Pero, ¿Es posible que veamos a los lentes de sol nada más como un accesorio de moda? O ¿Es la moda en lentes de sol lo único que realmente importa? Por supuesto que no, solo hay que abrir nuestra mente para poder sacar más cosas buenas de los lentes de sol. Veamos algunas de ellas:

 

Excentricismo

Cuando decimos que los lentes de sol son un simple accesorio de moda, limitamos todo lo que ellos en realidad representan. Para nosotros los lentes de sol ocupan la misma posición que una chaqueta, un pantalón o una franelilla. Es decir, en esta era tan avanzada no se puede mirar a los lentes de sol como un complemento sino más bien hay que verlos como una prenda cualquiera que si no está con nosotros nos deja expuestos.

 

Lo que acabamos de mencionar es bastante excéntrico, y no todos están de acuerdo con eso lo cual es respetable. La excentricidad va con cada personalidad y estilo, las nuevas generaciones son las que más se identifican con esto y las que con más frecuencia muestran libertad al participar de la moda en lentes de sol lo cual no es bueno ni malo, al igual que no es bueno ni malo que alguien opte por lo discreto o lo clásico.

Temporalidad

Pasamos a otro factor interesante para darnos cuenta de que los lentes de sol son más que un accesorio. Se trata del tiempo; sabemos que un producto está incluido en la lista de accesorios cuando pueden utilizarse en un momento determinado, y con los lentes de sol ocurre algo bien particular: No están presos del tiempo, nuestra abuela por ejemplo, puede utilizar unos lentes de sol para dama que eran la sensación en los años 60 y a su vez puede seguir siendo la sensación en nuestros días por eso que hemos denominado “Retro” cosa que es realmente fantástica.

 

Cuidado

Los cinturones nos quedan muy bien y las bolsas son muy útiles para guardar cualquier tipo de cosas pero en el fondo no nos generan un beneficio, cosa que hacen los accesorios. En cambio, los lentes de sol tienen muchos beneficios sobre todo en relación a la salud: nos protegen de los rayos del sol lo cual nos libra de las temibles patas de gallina; si tenemos ojos claros nos ayudan a lidiar mejor con la luz o simplemente nos dan confort visual.

Es importante recalcar que todo lo que hemos dicho respalda la idea de que los lentes de sol no son simplemente un accesorio de moda (que en muchas ocasiones funcione como tal es algo totalmente diferente), ellos van mucho más allá de lo que la televisión o las redes sociales nos ha metido en la cabeza por lo que es buen momento de ir cambiando de idea y contárselo a todos.    

Comentarios cerrados